Sobre Nosotros

Filosofía Kross "La calidad está por sobre la cantidad"

Queremos hacer las cosas de la mejor manera posible, siendo consecuentes con lo que nos propusimos el primer día: la calidad está por sobre la cantidad. También queremos ser realistas pero al mismo tiempo impredecibles, la cerveza perfecta no existe y quizás nunca podamos encontrarla, pero para eso nos levantamos todos los días. Para lograrlo, hemos hecho todo el esfuerzo en crear un equipo de trabajo que comparta los valores que queremos transmitir. Para partir a nosotros nos dieron la mano, es por eso mismo que nosotros también queremos darla. El 100% de nuestro equipo de la cervecería es de Curacaví, nuestra casa. Hay algunos que luego de aprender a hacer cerveza con nosotros ya son Maestros Cerveceros y uno más de nuestro sueño: crear una cultura cervecera.

Con nosotros no vas a tener el glamour, lo más premium o años de tradición. A nosotros nos importa lo que está adentro de la botella, tratando de que nuestro trabajo hable por sí solo y ustedes nos prefieran por sobre el resto. No somos ni más ni menos que esto.

Pensamos como artesanos, es decir, usamos solamente ingredientes 100% naturales, no hay espacio para preservantes ni aditivos, la carbonatación es natural, nos tomamos el tiempo adecuado para madurar nuestras cervezas y no pasteurizamos. Pero también hemos implementado tecnología a pequeña escala, incorporando acero inoxidable, algunos procesos automatizados y un laboratorio de control de calidad. Esta combinación entre lo artesano y tecnología, entre tradición e innovación, es la esencia de nuestra cervecería.

Innovación y Creatividad

Innovación y Creatividad

En Kross no encanta sacar nuevas cervezas y empaques novedosos que sorprendan a nuestros fans.

Nuestra Historia

Nuestra Historia

Línea de Tiempo

Nunca imaginamos que de un vaso de cerveza y una conversación con amigos nacería el proyecto Kross. José Tomás llegó desde Irlanda después de trabajar un año como vendedor de vinos y al llegar a Chile fue a un bar a tomar un par de cervezas con amigos. Ahí probó una cerveza negra muy parecida a las que había conocido en su viaje por lo que preguntó qué marca era. El garzón respondió que esa cerveza no tenía marca, pero sí tenía un maestro cervecero: Asbjorn Gerlach.

Asbjorn es un maestro cervecero alemán que había llegado a Chile hace algunos años y se dedicaba a elaborar cervezas para bares y para la colonia alemana. Su viaje a Chile fue en busca de quien es hoy su señora y madre de sus 3 hijos. Un día recibió un llamado telefónico de José Tomás quien le comentó que tenía la idea y algo de plata para poder embotellar la cerveza que él elaboraba. Se conocieron, conversaron un rato y se dieron cuenta que compartían la misma idea: Chile merecía nuevas cervezas.

Maestros Cerveceros

Frank Seifert
"La cerveza perfecta es una definición personal que depende del gusto de cada persona"
Firma Frank Seifert
Maestros Cerveceros
Asbjorn Gerlach
"Una buena cerveza es la que causa emoción, la que sorprende"
Firma Asbjorn Gerlach